La colombiana detenida en Suiza por su supuesto vínculo con el grupo terrorista Daesh comenzó a acercarse a esta banda por la influencia que ejercía su novio.

El 7 de noviembre, las autoridades francesas y suizas anunciaron el resultado de una operación conjunta que desarrollaron durante más de un año: la captura en los dos países de diez personas acusadas de formar parte de una célula del EIIL (Daesh, en árabe), el grupo terrorista que opera en Siria e Irak, además de perpetrar los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo.

Sin embargo, el tema parecería lejano y ajeno a Colombia de no ser porque la Fiscalía suiza reveló que entre los capturados había una ciudadana de dicho país.

En un detallado artículo de la revista colombiana Semana, se recoge que la joven de 23 años, a quien identifican como Ana Paula Echeverría González, nació en la ciudad venezolana de San Cristóbal, donde residían sus padres colombianos.

La joven fue capturada por su presunta vinculación con Daesh en Suiza tras pertenecer y profesar las prácticas que realiza el grupo takfirí, al que ingresó por influencia de su pareja sentimental, Milutin Jakovljevic, un suizo de origen bosnio-croata de 27 años.

La revista afirma que tras un viaje que realizó la pareja a Colombia, notaron cambios en el comportamiento de Ana Paula y su compañero, con quien tiene dos hijos, porque se negaban rotundamente a hacerse fotos o a participar en vídeos.

Milutin, conocido también como Abou Ismaïl, fue detenido en Francia junto a otros nueve individuos.

Aunque todavía la Fiscalía suiza no ha revelado si la colombiana Ana Paula Echevarría tuvo o ha tenido algún tipo de vínculo con el grupo terrorista, su detención es preventiva mientras se adelanta el resto de la investigación, que empezó en junio de 2016 con la interceptación de mensajes encriptados en la aplicación Telegram, agregó Semana.

Hispan TV

No olvides compartir en >>